Neon Judas

Un tatuaje es para siempre y así debe inmortalizarse. Con lo mejor para lo mejor. No conozco cartuchos que tengan tanta precisión y fiabilidad como los de Cheyenne. Son 100 % fiables y solo eso cuenta.

Accesorios: HAWK PEN SOL Nova Safety cartuchos Desechable Grips SOL Terra SOL Luna POWER UNIT IV

Estilo: Realistic Black & Grey Horror

Crecí en Wolfshagen, una ciudad pequeña con unos 6.000 habitantes en Nordhessen, cerca de Kassel. Empecé a pintar y dibujar desde muy pequeño, pero no fue hasta los 16 años cuando empecé a desarrollar mi talento. Decidí rápidamente que no podía hacer ningún "trabajo normal" y por ello pinté durante horas, tuviera o no ganas.

Después de haber completado la educación secundaria, tendría que haberme ocupado en algo, pero desgraciadamente no lo hice, lo que me llevó a estar en paro un año entero, por lo que tuve mucho tiempo para pintar. Al mismo tiempo, una amiga me contó que una conocida suya enseñaba a tatuar, algo con lo que yo había soñado mucho tiempo. Sobre todo me fascinaba la idea de tener algo en mi piel para siempre y con ello pensé en dedicarme a ello profesionalmente.

Por este motivo, pedí algo así como un "Set de principiante" por eBay y me puse manos a la obra. Por desgracia, la ayuda de esa tatuadora no me llevó a ningún sitio y todavía estaba en casa, sin trabajo pero esta vez con equipo para tatuar. Así que utilicé mi tiempo libre para empezar desde cero. Ir paso a paso es lo que mejor funcionaba. Tras un año por fin tuve la oportunidad de trabajar en un estudio de tatuaje de Kassel y con ello me sumergí de lleno en el mundillo.

Al principio me dediqué a tatuar de todo y con la demanda creciente tuve la posibilidad de centrarme en cosas que me gustaban más, como el Black & Grey y el Realismo. En esa época también empezó mi etapa en el Buena Vista Tattoo Club y de repente se me pidieron otros estilos. Al fin algo nuevo e inspirador. El arte del tatuaje de un modo diferente a como lo conocía y que personalmente me ha llenado mucho. Al principio empecé con una máquina de bobina con la que me peleé mucho tiempo.

Cuando me fui dando cuenta poco a poco de cómo funcionaba la máquina, me di cuenta de que la Cheyenne HAWK Spirit no funcionaba tan mal como creía. De hecho, funcionaba muy bien. Desde ese día dejé de lado las antiguas bobinas y me quité un gran peso de encima. Pude centrarme en mi trabajo y ya no tuve que pelearme con las herramientas. Me acuerdo de que de repente me volví a divertir tatuando. Cuando el ritmo de trabajo cambió en Kassel, aproveché la oportunidad y me mudé a Berlín, donde sigo a día de hoy y he crecido como profesional.

POR QUÉ UTILIZO CHEYENNE

El principal motivo por el que utilizo Cheyenne es mi pasión por la máxima calidad en el arte del tatuaje, dentro de mis posibilidades. Entre otras cosas, se requiere utilizar el mejor equipo y el más adecuado. Empatizo muy bien con lo que pueden pensar mis clientes y naturalmente ellos desean el mejor resultado de mi trabajo con los mejores materiales. Por eso solo lo mejor de lo mejor es suficiente.

Un tatuaje es para siempre y así debe inmortalizarse. Con lo mejor para lo mejor. No conozco cartuchos que tengan tanta precisión y fiabilidad como los de Cheyenne. Son 100 % fiables y solo eso cuenta.

 

Accesorios